Patatas Bravas con Alioli

  • Patatas Bravas
    Tradicionales

  • Patatas Bravas con Chorizo

  • Patatas Bravas con Tabasco

  • Patatas Bravas con Vinagre

  • Patatas Bravas con Vino


  • "Patatas Bravas con Alioli"

    Patatas Bravas con Alioli


    Ahora os traemos una de las recetas más originales que conocemos para preparar patatas bravas, y es que estas patatas bravas con alioli son una especialidad poco conocida pero que merece la pena probar.

    Ingredientes:

    - Un kilo de patatas
    - 300 gramos de tomate triturado
    - Tres dientes de ajo
    - Una guindilla
    - Un huevo grande
    - Zumo de medio limón
    - Aceite de oliva virgen
    - Sal




    Preparación:

    Esta receta de patatas bravas con alioli se prepara mezclando la salsa brava con salsa alioli, que si quieres puedes hacer en casa o comprarla ya hecha. Nosotros vamos a explicaros todo el proceso para hacer todas las salsas de forma casera, pero si tienes poco tiempo o prefieres, puedes emplear el alioli ya hecho, lo puedes comprar en cualquier supermercado.

    Empezaremos haciendo la salsa brava o picante, para lo que ponemos a calentar una sartén con aceite de oliva virgen, y cuando esté caliente vamos a echar dos dientes de ajo picado y una guindilla bien picadita. Los hacemos un poco a fuego suave, y después vamos a verter en la sartén el tomate triturado, que dejaremos cocinar a fuego lento unos 15 minutos, para que la salsa de tomate picante se haga bien.

    Mientras tanto prepararemos el alioli casero, que lo haremos batiendo con la batidora un huevo, un diente de ajo, un chorrito de aceite de oliva virgen, el zumo de medio limón y una pizca de sal. Batiremos despacio hasta que emulsionen y se forme el alioli, que reservaremos para más adelante.


    Ya sólo queda lavar y pelar las patatas, que después cortaremos en daditos o en trozos de forma irregular, que sazonaremos y pondremos a freír. Ponemos una sartén con abundante aceite de oliva a fuego lento, y antes que se caliente echamos las patatas, que se irán friendo poco a poco y ablandándose. Deja a fuego suave hasta que las pinches y estén tiernas. En ese momento pon el aceite a fuego fuerte y fríelas hasta que queden doraditas. Una vez hechas estarán tiernas por dentro y crujientes por fuera. Escúrrelas bien y sírvelas en una fuente echando la salsa de tomate picante por encima.